UN AÑO DE ESPERANZA Por: Carolina Alvarez Elizarraras

Yo solo soy un dirigente, el pueblo es el gran señor,
el amo, el soberano, el dirigente, el gobernante.
El que verdaderamente transforma.
No olvido y siempre recuerdo lo que decía Benito Juárez:
con el pueblo todo, sin el pueblo nada.
¡Que viva la Cuarta Transformación!

Andrés Manuel López Obrador
Presidente de México

Hace muchos años, un 24 de Abril del 2005 para ser exactos, un líder tomó el Zócalo capitalino junto a miles de seguidores que creímos en él y estábamos en contra del desafuero y persecución política de la que fue objeto; desde ese día no lo ha soltado y en cada convocatoria hecha ahí hemos, han estado esos seguidores de esperanza, no vemos al mesías, vemos al hombre con voluntad al que elegimos seguir en un camino de retos, de lucha y hoy de transformación.

Para todos lo que alguna vez hemos caminado esas calles en la CDMX con el fin de llegar al Zócalo y escuchar el discurso, sentir la euforia en cada paso es una vivencia única. Estamos acostumbrados a salir de manera pacífica, antes a protestar como en esa “Marcha del Silencio” histórica, y ahora salimos a respaldar un proyecto. Siempre en el camino, uno se encuentra con aquellos saboteadores resistentes al cambio, que desde su comodidad señalan y enjuician, se burlan o agreden, todo desde su propia proyección frustrada porque algo que hace esta #4T es que nos mueve a todos; solo basta ver que hasta los que se dicen de “oposición” también salieron a protestar, eso sí, hasta en eso dejaron ver como su pasión desbordada hace que sigan tropezándose en sus afirmaciones por demás clasistas, incongruentes y hasta contradictorias. Una de las imágenes más polémicas en torno a esto fue la de una persona, que asistió a la marcha contra AMLO, envuelta en una bandera de los Estados Unidos. (…)

Al mismo tiempo en que el Presidente Andrés Manuel López celebraba su primer año de gobierno en la plancha del zócalo, la marcha que se orquestó en su contra caminó por las calles de Reforma hasta llegar a la Plaza de la República, frente al Monumento de la Revolución. En ambos eventos hubo marcadas diferencias en la asistencia. Mientras a la ceremonia del primer año de gobierno del Presidente asistieron alrededor de 250 mil personas, a la marca anti-Amlo apenas acudieron 4 mil personas, de acuerdo con reportes de la Secretaria de Seguridad Ciudadana (SSC) del Gobierno de la Ciudad de México.

Por otro lado, respecto al discurso emitido por el Presidente, manifestó que hace un año, ahí mismo en el Zócalo, hizo 100 compromisos con el pueblo de México, de los cuales 89 ya se han cumplido y solo 11 están pendientes. “Es indudable que en estos primeros doce meses hemos avanzado mucho pero aún estamos en un proceso de transición. Todavía lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no termina de nacer. Eso sí, no estamos simulado, está en marcha una nueva forma de hacer política, ya no es más de lo mismo, ahora nos regimos por la honestidad, la democracia y el humanismo” expresó el presidente mexicano.

López Obrador cumplió su primer año como presidente con una popularidad que, según diversas encuestas, se aproxima al 70% de aprobación, pese a que han ocurrido eventos significativos, algunos de los cuales el propio mandatario reconoce como los más difíciles que le ha tocado enfrentar. Entre los muchos comentarios destaca el de la diputada federal Tatiana Clouthier Carrillo: “Es la primera vez que la Cámara de Diputados tiene un grupo, o sea mejor dicho, en la Cámara de Diputados, por lo menos el grupo parlamentario de Morena tiene mitad hombres, mitad mujeres. El gabinete presidencial es un gabinete paritario. Un ejemplo: la secretaria de la Función Pública ha venido trabajando hacia abajo para poder fortalecer los órganos de control con mujeres, para fortalecer las subsecretarías y todo con un enfoque de género en donde se vayan presentando las posibilidades de fortalecer este enfoque” La diputada federal advierte la situación adversa por la que atraviesa el país, en distintos rubros, sin embrago, considera que no es imposible cambiar el rumbo. “Lo que trato de decir, es que no es imposible, hay esperanza. El país se entrega en una circunstancia súper adversa, en una situación económica, social política y de seguridad, pero el presidente de la República está tomando las riendas”.

En palabras de John Ackerman, doctor en Derecho y en Sociología, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y director del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS), de la misma casa de estudios; considera que la economía de México, en el primer año de López Obrador, va bien, sin un gran crecimiento, pero con una estabilidad firme. “Ha sido un año de muchos aprendizajes, de muchos logros muy concretos, tanto a nivel ejecutivo, como legislativo, como judicial incluso, que luego no reconocemos. El combate a la corrupción y la austeridad, el recorte de los gastos, es una cosa fenomenal, se han ahorrado miles de millones de pesos, con la austeridad republicana que no es lo mismo que la austeridad neoliberal, que implica recortar el gasto social para pagar a los bancos, al Fondo Monetario Internacional, y la austeridad republicana que significa recortar los gastos de arriba para entregarlos a los programas sociales, esa política ha funcionado muy bien”, expresó el doctor por la UNAM. “La economía va muy bien, bueno dicen que no hay crecimiento todavía, si es importante el Producto Interno Bruto (PIB), pero tenemos una estabilidad muy firme con respecto al tipo de cambio, con respecto a la inflación, con respecto a la inversión extranjera incluso, si es cierto que el crecimiento absoluto no es grande todavía, pero esto es natural en una transición como esta”

Un año lleno de esperanza, lejos de los focos periodísticos, en las comunidades estamos viendo los cambios. Aquí en Tacámbaro se va ya por la tercera generación de alumnos de la Normal de Educación Básica de las UBBJG (Universidades del Bienestar Benito Juárez García), los apoyos de la Secretaría del Bienestar se están recibiendo como debe ser, yo sigo viendo esas caritas felices de esa parte de la población tan olvidada. Falta cambiar tanto, tantos años de estar sumidos en un modelo neoliberal que nos enseñó a que todo era una competencia tal que hoy en los albores de este cambio, de esta transformación, las resistencias se hacen presentes. Si resistimos en el 2005, si persistimos en el 2006 y 2012 e insistimos en el 2018, créanme, no vamos a desistir en caminar en esta #4T. ¡Feliz quincena!